Llega la vuelta al cole y con ella empieza a darnos vueltas en la cabeza esa idea que lleva tiempo ahí. Septiembre es mes de comienzos y con él comenzar o retomar un proyecto de emprendimiento es muy buena idea.

Nos ponemos manos a la obra, cogemos papel y lápiz y… ¿por dónde empezar? nuestra idea es buena, pero no basta. Tenemos que desarrollarla, preguntarnos qué queremos hacer, en qué situación estamos, a dónde queremos ir y qué pasos vamos a seguir para conseguirlo.

¿Te parece complicado situarte?, no te preocupes, te traemos un kit de herramientas para ayudarte a que te pongas ya manos a la obra.



El canvas

El Canvas es una plantilla estratégica para el desarrollo de nuevos modelos de negocio o la mejora de empresas en funcionamiento. La versión que proponemos en nuestro itinerario de formación incluye tres apartados que no aparecen habitualmente: Impacto Social, Impacto Medioambiental y Personas. Puedes utilizar este documento como guía de uso y dirígete a nuestros contactos del Centro de Recursos para obtener toda la ayuda necesaria.

Si crees que este paso todavía no es para ti y estás buscando un paso previo, te recomendamos el canvas del Pre-emprendedor, elaborado por Juan López Sierras, que supone una primera herramienta para iniciarse en el proceso de emprendimiento, conocerse mejor a uno mismo, facilitar la entrada al emprendimiento y encontrar una idea que se adapte a cada situación personal y profesional.



El camino del emprendedor

El camino del emprendedor es un material elaborado por la experta en emprendimiento Ana Hernández Serena y diseñado por Recreando Estudio Creativo, que nos propone los pasos que debemos recorrer cuando tenemos una idea de negocio y deseamos llevarla a cabo.

Consta de seis fases en las que deberemos trabajar los siguientes puntos:

  1. Comenzaremos evaluando el punto de partida personal
  2. Analizaremos nuestra idea de negocio
  3. Estudiaremos el mercado al que nos dirigimos
  4. Aclararemos cuál va a ser nuestra oferta de productos y servicios
  5. Conoceremos qué precisamos para la creación y apertura del negocio
  6. Y, por último, tras haber reflexionado sobre todo lo anterior, idearemos cómo pasar a la acción.

Plan de proyecto


Planificar es trazar el camino a seguir. Por pequeña que sea la dimensión del proyecto, es aconsejable realizar un plan, pues ayuda a definir con más detalle la iniciativa, detectar los aspectos en los que inicialmente nos se podría haber pensado y además, comprobar su viabilidad.

Para ello, ponemos a tu disposición este “Plan de proyecto”que, a diferencia de otros modelos, incluye aspectos como la forma de organización, medidas en materia de prevención de riesgos laborales (prl), medidas en materia de igualdad de oportunidades, medidas en materia de igualdad de género y medidas en materia de conciliación de la vida familiar y laboral.

Con esta herramienta desarrollarás los siguientes puntos:

  • Memoria de la actividad [Plan de proyecto]
  • Estudio de mercado
  • Plan de producción
  • Forma jurídica. Personas socias. Trámites
  • Normativa aplicable
  • Subvenciones y ayudas
  • Personas implicadas
  • Plan económico – financiero

Esperamos que te resulten útiles estas herramientas, recuerda que si quieres que te ayudemos a desarrollarlas y te acompañemos en tu proceso de emprendimiento, puedes ponerte en contacto con nosotras aquí.

¡Ánimo con el principio de curso!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This